martes, 11 de abril de 2017

ARTÍCULO EN EL TEBEO DEL SALÓN


Artículo dedicado a EL CAPITÁN TRUENO en el Tebeo del Salón de 2006.

2 comentarios:

Ebravor dijo...

Joan Navarro es certero en sus comentarios. Reflexiona en voz alta lo que pensamos todos cuantos hemos conocido y viajado por varias ediciones del Capitán Trueno. El color es, como dice Joan, una de las más grandes aberraciones que se cometieron con nuestro héroe de tebeo. Muchas veces he pensado en qué responsabilidades o, mejor dicho: "qué irresponsables fueron responsables de tanta chapuza por doquier".

¿Mereció esta desidia, esta falta de consideración, una de las obras cumbre de la historieta española? ¿Cómo pudo acceder a la categoría de mito? ¿Cómo a la inmortalidad? Porque, Trueno es un mito y como tal, inmortal. Estoy seguro de que, aunque las generaciones venideras no sientan lo que sentimos talludos y vetustos lectores; siempre tendrá un lugar en el Olimpo de las hemerotecas. Nunca morirá.

Yo creo que la inteligencia es luz y que la luz hace el color. Y creo que el color es vida. Y ha de prestarse atención en qué lugares se aplica el color, cuáles y cómo... porque, aunque en silencio, el color siempre habla. Por eso, la "abobinable" técnica que se utilizó para poner color en las viñetas del Capitán Trueno, nos habla desde el silencio de la poca inteligencia de los "responsables irresponsables" y también de su poco amor hacia un personaje de tebeo que dio tanto y sigue dando tanto.

Oscar Susilla dijo...

No se pensaba que los chavales y chavalas tuviesen gusto ni inteligencia. Eran "personas a medio hacer", así que se les echaba "pienso" como a las gallinas y santaspascuas. Unos personajes con tirón, los llenamos de colorines y ya está. Y si se enfadan porque notan que el dibujo es raro pues pegamos unas fotocopias. Tampoco creo que el problema fuese que la editorial fuese "malvada" de por sí, eran errores de concepto que se han ido superando, como el machismo u otros. Igual me equivoco, pero quizás en el TBO (Buigas-etc) tenían más respeto por los autores, pese a que creo que les pagaban menos. La dicotomía entre el capitalismo puro y el arte y la artesanía, supongo.